Corriente de Retorno

 

Las corrientes de resaca causan el 85% de los rescates por los socorristas acuáticos en playas de todo el mundo.

El rasgo fundamental de las corrientes de retorno es que, a diferencia del resto de corrientes costeras, éstas son perpendiculares a la costa. En ellas el agua fluye desde la orilla hacia zonas más profundas. Suelen estar localizadas en determinados puntos de una playa, y pueden llegar a tener una fuerza importante. Todo esto hace que sean especialmente peligrosas para los bañistas, ya que se ven arrastrados mar adentro. En muchas ocasiones la reacción instintiva de una persona atrapada por una corriente de retorno es tratar de nadar hacia la orilla, sin lograr avanzar apenas, lo que acaba produciendo agotamiento y una posible desgracia.

 

ESTRUCTURA DE UNA CORRIENTE DE RETORNO

Distinguimos tres partes principales:

  • Zona de generación (Feeder): Zona en la que se puede generar turbulencia. Encuentro entre masas de agua.
  • Cuello (Neck): Zona de mayor caudal de la corriente.
  • Cabeza (Head): Zona de dispersión del caudal.

 

COMPORTAMIENTO FRENTE A UNA RIP CURRENT

Ante una Rip current es importante seguir las siguientes indicaciones:

  • Ante todo, mantener la calma y no perder el control.
  • Nunca nadar en contra de la corriente en dirección a la orilla.
  • Si la persona está cansada o no sabe nadar bien, no tratar de nadar y simplemente mantenerse a flote. Pedir ayuda al personal de salvamento y socorrismo de la playa. La misma corriente al llegar a la cabeza o zona de dispersión liberará a la persona.
  • Si existe cierta capacidad de nadar, la manera de salir de una rip current es nadar perpendicularmente a la misma, es decir, lateralmente a la playa.

https://www.youtube.com/watch?v=jUt8JfJ8Ixw